jueves, 10 de febrero de 2011

No sabía en lo que me metía pero me lo advirtieron

Estoy emocionado. No hay cosa que me emocione más que la música y por eso estoy emocionado.

Hace ya tres años, una banda independiente de Inglaterra estaba lanzando uno de mis discos favoritos de los últimos años. Does It Offend You, Yeah? es la banda y You Have No Idea What Are You Getting Into Yourself su ópera prima. Y cuando lo escuché, en verdad no tenía idea en lo que me estaba metiendo.

El disco es una cosa bárbara; es un electro-punk que te eriza la piel y te obliga a bailar. El disco comienza fuerte, sin embargo, es a la mitad del disco -desde We Are Rockstars hasta Doomed Now, mi track favorito- cuando sabes que tienes en tus oídos a unos de los mejores exponentes de este rock de vanguardia. El disco finaliza epopéyicamente con Epic Last Song, y creo que hay poco que agregar al respecto.

El punto es que hace algunos días, mientras le daba click por aquí y click por allá, me enteré que estamos a un mes de conocer el nuevo trabajo de estos ingleses, quienes tras algunos cambios en su alineación presentarán su segundo larga duración llamado Don't Say We Didn't Warn You, del cual ya se desprende el primer sencillo, The Monkeys Are Coming.

La canción es a l u c i n a n t e. Es un track de casi 4 minutos que empaca toda la energía de la banda de principio a fin. Las guitarras suenan más ponchadas y la voz es menos sintetizada en comparación con el primer disco; suena sin duda más violento. No obstante, tanto la esencia como la fuerza que hicieron del primer disco un suceso se mantienen y te logra transmitir las ganas que trae la banda de hacerla en grande.

Aquí les dejo el video, que también es una cosa chula-chula:


En este momento, y durante todo marzo y abril, la banda estará girando en los Estados Unidos. Sería lo mejor del mundo que alguien los trajera a México. Por lo pronto, espero el disco con hartas ganas; será lanzado el 14 de marzo.

Y bueno, por eso estoy emocionado. Y así.

1 comentario:

  1. Leí y escuché. Creo que debo escuchar más.
    Gracias, mi amor.

    ResponderEliminar